No palpita nada

29 de mayo de 2016
No entiendo tu forma de quererme 
no entiendo nada tampoco

No entiendo tu forma de quererme
eso ya le he dicho antes, parece
no entiendo mi forma de abrir la boca y descontroladamente decirte cuanto siento
y no poder volverla abrirla ante mi enojo
debo ser una especie de cobarde distinto
o la misma cobardía de siempre

Escondido en el silencio
como una nueva moda 
como un castigo que a nadie más le importa
SOY UN IDIOTA

No entiendo tu forma de quererme 
cuando solo yo estoy sintiendo este enojo universal
incrustado, herida autoimpuesta y constante
cortante, fría, tu lengua, las ganas desganadas, el todo por el nada
asfixiante el exceso de espacio, el exceso de ausencia, el exceso de no excederse en nada, 
vivir de abrazos, de planes que están por venir, ignorar el presente, cortante, fría
tu lengua
tus dedos
la ropa puesta
el cinturón apretado
taparse la desnudez sin sentir nada
compartir la intimidad sin sentir nada
hacer que la cama no sea nada

me palpita el brazo
de lo demás
no palpita nada 

Primer mal paso, o saliendo de tu casa

18 de mayo de 2016
Pa que tanto ruido si vengo hasta el cuello de silencios
autorreferente y colérico dos puntos
perder el uso racional por la vehemencia de la ira
no recuerdo como caminar y me arrastro
masticando los insultos que tanto quiero lanzarte
y lo trago con sabor a cobardía
te quiero igual que la primera vez que te quise
te quiero igual que la primera vez que te quise
te quiero igual que la primera vez que pude quererte
y no recuerdo que es eso punto aparte

pa que tanto ruido si yo vengo callaito
cacofónico dos puntos
disonancia que resulta de la inarmónica combinación de los elementos acústicos de la 
palabra
no recuerdo como odiar y me arranco el rencor a tiras
me depilo de iracundas estupideces, de versos culiaos malos
me sacudo los epígrafes de mis comienzos
coleccione malos epitafios
pa ir rifando la dignidad y lo poco que me vaya quedando coma
pa ir vendiéndole la pesca a la que le toque coma
a la que le importe, a la que me importe a mi

Voy copiando y pegando
a los protagonistas de mis películas favoritas
a veces soy un hombre de acción
una película de cine B
me hago una banda sonora de rumbas
y un poquito de neopren puntos suspensivos

Me perdí de nueo
quería decirte tanto, o decirme algo y tirar pa'elante
o seguir como siempre
estático ver cómo pasa el mundo
esperando que te dé la gana





13 de febrero de 2016
Era un todo sin piedad
una cara universal
la primera vez
esa herida tuya que hice mía
esta herida mía que acabo con todo
esa locura cruel que me agobia
que me rompe a p-e-d-a-c-i-t-o-s
que te vaya bien
que no te encuentres conmigo nunca más

mientras yo no quiero dejar de perseguirte.

Hace frío
es la cama que de improviso se me hizo gigante
son las ganas que se te acabaron, que no existieron, que venían muertas
que me llaman con algun nombre
como Magdalena
como ramas sin hojas
yo quiero comerte la vida
la boca
la lengua
los calzones
la menstruación
la rabia
la pena
los errores
mis errores
tus perdones
que ni siquiera conocí.

Finales para inicios inconclusos

21 de enero de 2016
Yo,
animal de galaxias
de galaxias pequeñas oscuras y desconocidas
casi borrosas
quizás, solo de pupilas verdes castañas cafés y vueltas a color pardo
Yo
y los gatos y las almas de los perros
y las aves por las mañanas y por las noches en la playa
La soledad de una pintura seca y carcomida por las estaciones
y me escape de la cama

y me escape de los sueños de finales felices para seguir peleando una pelea infinita
con rabia en los dientes
con dolores de muelas silenciosos
con los bolsillos vacíos y rotos

guerreando sin descanso
contra la rutina y el hielo
el deshielo y lo nuevo
otra ida y vuelta pero esta vez sin contar ninguna historia

Yo
con ganas de hablarte y no decirte nada
diciendolo todo en ese cruzar de miradas poco probable
con tu oreja en mi boca
luego tu boca
luego las lenguas
luego los gemidos
luego, si alguno se acuerda los besos

No le dimos finales a los otros inicios
o solo fui yo?
y las cadenas suenan en mi sordera
el puño apretado de rabia se convierte en un calor rojo que sube por la garganta
y explota

y me hace añicos
y te hace libre
y yo
eras tú.

Lunes otra vez

7 de junio de 2012
Escrito un lunes nacido en lunes anteriores

Las dueñas de casa van huyendo tras salir de las puertas
son los gritos de los niños
la melodía que las acompaña.
Los hombres arrastran las cadenas de sus jornadas
son las almas en pena
que decoran las largas noches.
Y en los callejones se están matando por poco
los enemigos, los estandartes de la discordia
lo están robando todo
y las micros llevan su recorrido infinito
buscando la ocasión de escaparse.
Y las ventanas son portales donde los somnolientos
de siempre encuentran la venganza de los errores pasados.
La máquina hecha humo
los infieles pisan el tabaco mientras la culpa los persigue
escondida en la boleta del motel de su bolsillo.
y esa chica llora su embarazo
los niños se suicidan bajo las sábanas para no ver a sus compañeros,
los caballeros se disparan por la espalda eliminando
a sus futuros jefes,
los suspiros se amontonan como hinchas del deporte
favorito de todos
y el noticiero infaltable en la mesa
nos alienta en la boca con miedos inexistentes.
¡Salve rutina omnipresente!
criando almas regordetas de salud insuficiente.
El aire lleva la pesadez de la apatía de la historia,
de los hombres,
y el Lunes se maldice de volver a nacer otra vez.

Ni nadie.

30 de mayo de 2012
El paisaje monótono de la ventana que ya no se empaña
brilla como recuerdo de las derrotas recientes,
y por los cerros se dibujan las costillas que se estiran
y las nubes son como puñaladas de tus sonrisas
y el asiento se colma del hastío que tengo puesto.
La arena infinita, la ausencia infinita, los cobardes eternos,
el pasado que se niega a quedarse en su sitio
arrasando con todo a su paso, contigo, con el boleto en la mano,
con los sordos y mudos que piden dinero en los viajes,
y la antipatía que entrega el poder de no tener puta personalidad.

No hay palabras nuevas, no hay planes de planear un gran plan,
no hay suficientes cigarros para acompañar a tu ausencia,
a mi ausencia, a la ausencia de todos.
No hay imágenes nuevas, un gran cuadro que se vuelve boca,
y sonríe con burla, con rabia y con burla,
Y si fuera una gran guerra la derrota sería violenta,
y si fuera lo opuestamente opuesto a lo que soy
aún no sería nada,
y si fuéramos dos o tres o los que se necesiten,
pasaríamos sobandonos las heridas que guardamos en la lengua.

La memoria tiene sus manos pequeñitas,
los ojos enormes y obscuros y se despierta por las noches
intentando empañar las ventanas,
hace ya no recuerdo cuanto
tomo sus ropas y se largo a buscar mejor suerte
y yo,
y todos los tú,
nos volvemos demasiado diferentes.

Somos distintos. Tan conchagrandetumadremente distintos.


De vuelta y de ida

16 de mayo de 2012
(Voz lenta) Cuando desperté ya no nos quedaban palabras
los viajes volvieron a ser rutina
y deje a los buses pasar.
En los recuerdos también habían miradas
(de las miradas que valen la pena)
de reojo
con el nudo en la garganta
y no en el cuello como ahora.
Y es normal que la rabia empañe las ventanas (mas fuerte la voz)
y los accidentes aparezcan al despertar
cuando los desdichados consiguen dormir.

(Voz de siempre) Dormir, morir
amar que suena igual que mear
que suena igual que tocarse la entrepierna con culpa
y volver a ensuciar un recuerdo
pero hay a montones momentos para contaminar
y montones de vasos por vaciar
y montones de insultos, de errores,
de patéticos intentos para lanzarse de cabeza
y cagarla como si todo dependiera de eso.
Al despertar de que van a servir las miradas
ahora que somos ciegos
o invisibles, o dos perfectos imperfectos que se niegan
a volverse a conocer.
y dime: ¿Dónde esta la vergüenza ?
¿Dónde está el plan de planear
de no volver a mirar las estrellas
y llenarnos de borracheras
que valen la pena recordar?

Lo mejor de los silencios
es que llevan olvido en los bolsillos.
Lo mejor de los bolsillos
es que siempre hay una mentira en el fondo
para colocar en los diarios
coqueta, complaciente, con departamento, jovencitas y atrevidas,
a domicilio, exhuberante, poeta, morenita y natural.
Y ya ha nadie le sorprende que cultivemos estas
ganas de vómito floreciente
de intimidaciones, de estaciones de mierda, de esperar
y esperar y esperar y esperar
hasta que la cara de weón no se pueda ocultar (8)
¡Oh Poetas! Dejad de cantarle a la rosa
arranquenme las entrañas hasta dejar de gritar
hasta volver a llenar los bolsos
y cabizbajo ponerse a contar hasta diez.